logo ultimo final club1
fb1
instagram_

 Escrito por Mejorconsalud.com

Puesto que no están comprobados los beneficios de practicar deporte con el estómago vacío, conviene comer antes para que nuestro cuerpo tenga reservas de las que obtener energías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una de las preguntas más frecuentes entre quienes realizan ejercicio es, si se puede obtener más beneficio físico si se entrena en ayunas, que el que podría resultar de aquel que se realiza después de haber consumido algún tipo de alimento. Referente a esto existen varias contradicciones y opiniones bastante divididas.

¿En qué se basan para tal recomendación?

Según los que están a favor de esta práctica, al realizar un ejercicio físico sin que el cuerpo tenga reservas de energía provenientes de los azúcares o carbohidratos, tendrá que recurrir a las energías que le brindan las reservas de grasas. Dependiendo del tipo de ejercicio, la intensidad y la duración de este, y por supuesto teniendo en cuenta la persona que lo realiza.

Si se utilizan niveles de intensidad bajos se usa mayor proporción de grasa, y si los niveles de intensidad son muy altos se utiliza una mayor cantidad de reservas de azúcares, debido a que esta proporciona energía mas rápidamente.

 

De tal manera que se puede decir sin ninguna duda que esta práctica la pueden realizar quienes hacen un ejercicio muy suave y moderado, aunque no es del todo seguro aún para este tipo de personas, no es aconsejable hacerlo, y si bien es cierto que de esta manera se facilita el desgaste de grasa no es muy seguro que proporcione verdaderos beneficios a la salud de quienes la realizan.

Hay quienes aseguran que las células se acostumbran a trabajar sin azúcares y que tienen que recurrir a las grasas, pero no es absolutamente seguro ni esta demostrado científicamente que esto sea de esa manera. Por lo tanto no es una buena idea ni siquiera intentarlo o ponerlo a prueba.

¿Podría llegar a funcionar?

 

Si se compara el ejercicio que se realiza en ayunas, con un ejercicio realizado después de haber consumido alimentos, podremos comprobar que el resultado para perder peso es exactamente el mismo, pierde el mismo peso quien no comió nada antes de ejercitarse, como quien comió una buena cantidad de alimentos ricos en carbohidratos, o azúcares; pero, quienes lo realizan sin tomar nada de alimentos, si pierden mayor cantidad de grasa.

 

Se han realizado estudios con deportistas entrenados comparando a quienes hicieron ejercicios en ayunas con quienes lo realizaron después de haber ingerido alimentos, y se encontró una respuesta positiva en quienes lo hicieron en ayunas, como ya lo hemos comentado antes de esta manera se reduce la grasa,y se recuperan mas fácilmente después del entrenamiento, ademas el cuerpo mantiene la masa muscular.

 

¿Existen riesgos?

La realidad es que SÍ, sin lugar a dudas existen riesgos y no es para nada una práctica saludable ni segura, puesto que estos estudios son hechos con personas profesionales y se basan en esos resultados específicamente, estas personas están acostumbradas a ejercitarse diariamente. No se conoce de que se hayan hecho estudios con personas que realizan ejercicio muy ocasional, o quienes lo hacen solo los fines de semana.

De esta manera podemos llegar a la conclusión de que NO es para nada saludable hacer caso a tal recomendación es mejor hacer caso omiso a ella, y continuar haciendo ejercicio de la manera tradicional, comiendo primero.

 

 

 

 

¿Es saludable correr en ayunas?

¿Es saludable correr en ayunas?

CLUB DE CORREDORES - MERLO

correr-ayunas2
correrayuns

Una de las preguntas más frecuentes entre quienes realizan ejercicio es, si se puede obtener más beneficio físico si se entrena en ayunas, que el que podría resultar de aquel que se realiza después de haber consumido algún tipo de alimento. Referente a esto existen varias contradicciones y opiniones bastante divididas.

¿En qué se basan para tal recomendación?

Según los que están a favor de esta práctica, al realizar un ejercicio físico sin que el cuerpo tenga reservas de energía provenientes de los azúcares o carbohidratos, tendrá que recurrir a las energías que le brindan las reservas de grasas. Dependiendo del tipo de ejercicio, la intensidad y la duración de este, y por supuesto teniendo en cuenta la persona que lo realiza.

Si se utilizan niveles de intensidad bajos se usa mayor proporción de grasa, y si los niveles de intensidad son muy altos se utiliza una mayor cantidad de reservas de azúcares, debido a que esta proporciona energía mas rápidamente.

 

 

Una de las preguntas más frecuentes entre quienes realizan ejercicio es, si se puede obtener más beneficio físico si se entrena en ayunas, que el que podría resultar de aquel que se realiza después de haber consumido algún tipo de alimento. Referente a esto existen varias contradicciones y opiniones bastante divididas.

¿En qué se basan para tal recomendación?

Según los que están a favor de esta práctica, al realizar un ejercicio físico sin que el cuerpo tenga reservas de energía provenientes de los azúcares o carbohidratos, tendrá que recurrir a las energías que le brindan las reservas de grasas. Dependiendo del tipo de ejercicio, la intensidad y la duración de este, y por supuesto teniendo en cuenta la persona que lo realiza.

Si se utilizan niveles de intensidad bajos se usa mayor proporción de grasa, y si los niveles de intensidad son muy altos se utiliza una mayor cantidad de reservas de azúcares, debido a que esta proporciona energía mas rápidamente.

Una de las preguntas más frecuentes entre quienes realizan ejercicio es, si se puede obtener más beneficio físico si se entrena en ayunas, que el que podría resultar de aquel que se realiza después de haber consumido algún tipo de alimento. Referente a esto existen varias contradicciones y opiniones bastante divididas.

¿En qué se basan para tal recomendación?

Según los que están a favor de esta práctica, al realizar un ejercicio físico sin que el cuerpo tenga reservas de energía provenientes de los azúcares o carbohidratos, tendrá que recurrir a las energías que le brindan las reservas de grasas. Dependiendo del tipo de ejercicio, la intensidad y la duración de este, y por supuesto teniendo en cuenta la persona que lo realiza.

Si se utilizan niveles de intensidad bajos se usa mayor proporción de grasa, y si los niveles de intensidad son muy altos se utiliza una mayor cantidad de reservas de azúcares, debido a que esta proporciona energía mas rápidamente.